La Chía en el embarazo
Las semillas de Chía están compuestas por abundantes nutrientes como:

omega 3

proteinas

antioxidantes

fibra

minerales














Los ácidos grasos de Omega 3
» son muy importantes en el desarrollo del bebé durante el embarazo. y la fibra que contiene puede ayudar a la prevención del estreñimiento que suele aparecer en las mujeres embarazadas. La proteína es también de vital importancia para las mujeres embarazadas pues mantiene el volumen de sangre y soporta el crecimiento del bebé.
Durante el embarazo, tus necesidades nutricionales se incrementan dramáticamente, e incorporar semillas de chía a tu dieta durante el embarazo puede ayudarte a conseguir los requerimientos nutricionales necesarios para un embarazo sano.


Nutrición durante el embarazo

» Proteína
Cada porción de chía de O3 Chía premium(25g) contiene 4.5g de proteína. La proteína es esencial durante el embarazo pues ayuda al crecimiento del feto, al desarrollo del cerebro y del sistema visual, y a mantener el constante aumento de volumen sanguíneo de la madre. La Asociación Americana de Fertilidad recomienda 75 a 100 mg por día de proteína. Las semillas de chía pueden ayudarte a conseguir dichos requerimientos.

A pesar de que los ácidos grasos de Omega 6 están presentes en muchos de los alimentos que consumimos, los ácidos grasos Omega 3 son más escasos (sobre todo de manera natural), por lo que es importante prestar atención a su consumo.


» Fibra
El estreñimiento acompaña de manera frecuente a la mujer embarazada. Los cambios físicos y hormonales junto con la disminución del movimiento intestinal son culpables de que esta constipación ocurra. La fibra puede ayudar a contrarrestar este problema adicionando un volumen suave al tránsito intestinal. Las semillas de chía son una buena fuente de fibra pues proporcionan aproximadamente 3.4g por cada porción.

Durante el embarazo tu metabolismo aumenta, produciendo más desperdicio, por lo que es más importante comer suficiente fibra a fin de eliminar de manera ágil los residuos nocivos.


Recomendaciones



» La dosis diaria de chia es de 2 cucharadas soperas, y puede ser esparcida en tu cereal de desayuno, fruta, avena, yogur o cualquier comida que desees. También puedes mezclarla en tus bebidas.
» Usar chía durante su embarazo no podría ser más fácil. Habla primero con tu doctor y asegúrate de que pudes comenzar a usar chía. Una vez que hayas conseguido su aprobación, puedes comenzar a añadirla a todos tus platillos y bebidas.


Importante


Si agregas la chía a un líquido y no lo tomas en los próximos 30 minutos, verás que las semillas han absorbido parte del agua, y que han dado como resultado un gel. Esto no es malo, simplemente necesitarás una cuchara para disfrutarlo











Fin